Si te tapas la nariz y soplas fuerte: toda una vida estornudando mal

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

Bloquear la salida de aire puede ocasionar perjuicios en el tímpano o la faringe, pero respirar bastante fuerte irrita y daña las fosas nasales.

Todo comienza con un suave picor de nariz, alguna lagrimilla involuntaria y una rápida molestia en la garganta. Pero a los algunos días, tus fosas nasales se han transformado en una fuente insaciable de mucosidad, los ojos te escuecen y las pasas canutas siempre que tienes que tragar algo sólido. Puede que no te dejen en cama como una gripe, pero los resfriados tienen la posibilidad de transformarse en una verdadera pesadilla de pañuelos y antihistamínicos.

Aunque te lo hagan pasar mal, las reacciones de tu cuerpo son de todos modos un signo de un sistema inmune eficaz. No tienes por qué preocuparte: los indicios no son cosa del virus, sino que es la combativa respuesta del organismo frente el enemigo lo que hace el festival de malestar y fluidos en el que te hallas.

Más allá de que el catarro es una patología normal que todos hemos sufrido en bastante más de una oportunidad, la verdad es que todavía no aprendido del todo bien a administrar sus achaques. Comunmente usamos remedios que terminan perjudicándonos bastante más de lo que nos asisten o buscamos formas absurdas de terminar con los virus que en ningún caso van a borrarlos del mapa.

 

 

 

Rafael Espinosa

Agente exclusivo de Sanitas

Nº 26.198

©2018 Aseguramos tu Salud. Todos los derechos resrevados. Designed by clicupsoluciones.com

Search